Consejos naturales para la sinusitis

La sinusitis es una inflamación de las membranas mucosas que cubren el interior de los senos nasales. Por lo general, ocurre después de un resfriado porque la mucosidad comienza a llenar los senos nasales y finalmente se infecta. Los síntomas de la sinusitis son congestión nasal con dolor en el área de la nariz y dolor de cabeza. A continuación, se ofrecen algunos consejos naturales para combatir la sinusitis y reducir la intensidad de sus síntomas.

El ajo tiene  propiedades antibacterianas que el científico Louis Pasteur demostró en 1858. Desde entonces, muchas investigaciones han confirmado la actividad antibiótica del ajo. ESCOP también reconoce los beneficios del ajo como tratamiento para las infecciones del tracto respiratorio.
El tratamiento se puede realizar consumiendo este aromatizante directamente en la dieta a razón de 4 dientes de ajo fresco (16 g) por día o de 2 a 4 g de ajo seco 3 veces al día. También es posible ingerir de 2 a 4 ml de tintura de ajo 3 veces al día.

El ajo también tiene muchas otras virtudes . En particular, podría ayudar a prevenir las enfermedades cardiovasculares , la presión arterial alta (estos beneficios son reconocidos por la Organización Mundial de la Salud) y ciertos cánceres como el cáncer de estómago, el cáncer colorrectal o el cáncer de próstata).

Hydrastis es una planta que tiene 2 principios activos: berberina e hidrastina. Las pruebas han demostrado que la berberina tiene una actividad antibiótica de amplio espectro contra varias variedades de bacterias. Aliviaría la inflamación de las membranas mucosas como la nariz, la boca y la garganta.
En caso de sinusitis, un baño nasal 3 o 4 veces al día con 12 ml de tintura de hidrastis mezclados con un poco de agua puede ser eficaz para reducir la intensidad de los síntomas .

Remedio favorito de los indios de América contra todo tipo de infecciones, la equinácea es una planta que se dice que se usa para prevenir infecciones del tracto respiratorio superior como resfriados, sinusitis o laringitis. Investigadores alemanes han demostrado que es un inmunoestimulante capaz de acelerar la curación de infecciones bacterianas, fúngicas y virales.
Es importante comenzar a tomar equinácea al primer signo de una infección de las vías respiratorias superiores.
Infundir 1 g de raíces secas o partes aéreas de equinácea en una taza de agua hirviendo, repetir de 1 a 6 veces al día. También hay cápsulas y tabletas de equinácea: tomar el equivalente a 1 g de equinácea 3 veces al día.

La piña está hecha de bromelina, una sustancia compleja que puede aliviar los síntomas de la sinusitis (dolores de cabeza y dolor nasal).

La bromelina, a diferencia de otras enzimas que se descomponen en el sistema digestivo, sería absorbida parcialmente por el cuerpo y pasaría a la sangre. Reduciría la producción de prostaglandinas (= sustancias de ácidos grasos insaturados) que están en el origen de la inflamación y tendrían efectos beneficiosos sobre el sistema inmunológico . Sin embargo, el mecanismo de acción de la bromelina sigue sin estar claro.

Se dice que el eucalipto y la menta son buenas formas de curar la sinusitis. La OMS (Organización Mundial de la Salud) reconoce su uso para aliviar la inflamación del tracto respiratorio . Sin embargo, faltan estudios en humanos para confirmar su efectividad. Solo las pruebas en ratones han podido demostrar su efecto antiinflamatorio.

El tratamiento se puede realizar frotando la frente y las sienes con aceite esencial de eucalipto o menta piperita o en forma de infusiones (infundir de 2 a 3 g de hojas secas en 150 ml de agua hirviendo a razón de 2 tazas al día).

¡IMPORTANTE!

Los cuidados con productos naturales o caseros pueden ser efectivos, pero debes saber que en muchos casos, no tendrás resultados inmediatos. Si tienes cualquier duda, es recomendado que consultes con tu médico de cabecera.

Muchas Gracias por tomarte el tiempo de leer este artículo que lo hicimos con mucho amor y cariño para ti, Dios te bendiga.

Por favor regálame un me gusta y yo te regalare una sonrisa, Gracias.

Este sitio web no tiene la intención de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médicos. ¡¡Si te lo has encontrado interesante comparte este conocimiento con tus amigos y familiares!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *